Asesino

Un asesino es un asesino.
No es un hombre.
No es un amante.
No es un hijo.
No es un padre.
No es un amigo.
No es un vecino.

Un asesino es un asesino.
No es una enfermedad.
No es una herencia genética.
No es un problema transitorio.
No es un despiste psicológico.
No es una aventura transitoria.
No es una quemazón en la conciencia.
No es un impulso repentino.

Un asesino es un asesino.
Un ASESINO.

Publicado en Cotidiana eternidad | Deja un comentario

Todos tenemos muertos y, también, vivos

Todos tenemos muertos a los que honrar y mostrar nuestro más íntimo recuerdo.
Ellos sólo necesitan silencio y respeto.

Todos tenemos vivos a los que amar y besar.
(Y también regalar flores, de vez en cuando,
y hacer real nuestro más veraz respeto.)

Todos tenemos una vida antes y después.
Todos tendremos una vida y una muerte.
Lo que hoy es pura vanidad,
mañana será polvo y olvido perpetuo.

Publicado en Sindicato Bergerac | Deja un comentario

Cuando llegaron las banderas


Cuando llegaron las banderas yo ya estaba allí.
Todos estábamos allí.
El ser humano está fabricado de lino, de algodón y melaza de hilo.
Luz vegetal blandiendo la espada lunar de los deseos.
Gusanos de la seda y el desencanto
tejidos sobre uniformes de patrones desvencijados.
Impasibles volutas de pasiones desbordadas entre la lana del olvido.
Somos fibras,
fibras de amor,
fibras del llanto inmaculado de la esperanza.
Cuando llegaron las banderas, el odio y las fronteras,
yo ya estaba allí.
Todos estábamos allí.

Foto | Onda Cero

Publicado en Sindicato Bergerac | Deja un comentario

Mañana… nos espera París


Yo soñé un día con Bogart en un aeropuerto.
Con Amelie comiendo frambuesas.
Con Edith Piaf desbordando su vida-alma sobre el pentagrama de su falda infinita.
Yo quería subir a la Torre Eiffel,
besarme al lado del Sena
y aprender la sonrisa de la Mona Lisa,
tan pulcramente desbordada.

Yo quería traspasar la frontera y llegar hasta la bohemia perpetua de los enamorados.
Yo no he ido nunca.
Tampoco lo necesito.
Mañana esa parte enamorada de mi esperanza lo hará por mí.
Yo vivo si tú vives.
Estamos vivas.
Somos futuro.
Nada perece, salvo el desaliento.

Publicado en Cotidiana eternidad | Deja un comentario

A tu lado

Hay personas que van y vienen.
Que se solapan con las prisas o se esfuman entre el humo de los días iguales.
Seres humanos que se olvidan.
Animales racionales que se llenan de moho sobre el musgo infecundo de la desidia.
Hay vidas que no deben repetirse y amores que acaban enterrados en el llanto.
Sin embargo,
hay eternidades que se contagian con un beso,
con el nimio aleteo de un abrazo,
con la postrera mirada de un segundo.
Esa es la magia del amor.
Si volviera a nacer, seguiría queriendo estar a tu lado.

Feliz cumpleaños, Sango

Publicado en Genio y figura | 1 comentario

No queda espacio


No queda espacio para la risa.
No queda espacio para el amor.
No queda espacio.
No queda.
No.
Sólo somos el espécimen imperfecto de un barro inventado en el laboratorio de un credo.
Nos ha robado la dignidad,
el silencio y la sonrisa.
Sólo somos el eco desolado
de una muerte que se renueva cada día.
No queda espacio para la risa.
No queda espacio para el amor.
No queda espacio.
No queda.
No.

Foto | Taringa

Publicado en Sindicato Bergerac | Deja un comentario

Bienvenidas y despedidas

Manolo

Va por ti Manolo.
Espéranos.

La vida está llena de imprevisibles idas: bienvenidas y despedidas.
Como la propia existencia que es una pura contradicción.
Tal es la luz como la sombra.
Tal la esperanza como el desaliento.
Tal el latido como la espiración suprema del silencio.
La vida es, siempre,
ese fenómeno que, por cotidiano nos sorprende
hasta que se marcha sin decirnos adiós.

Publicado en Genio y figura | Deja un comentario

El amor en los tiempos sin tiempo

aulas-3a-edad-14-12-2016

Tengo una profesión tan maravillosa y tan voluble que, cada día, se inventa con una denominación nueva.
He dejado de ser, por un día, “Hacedora de versos” para convertirme en “Encontradora de tesoros”.
Pertenezco a esa humanidad que no desiste ante las adversidades,
que se crece ante las negativas,
y se enamora por el simple placer de criar un huracán de mariposas estómago adentro.
Soy miembro de una raza extraña.
Pero no estoy sola.
La vida nos regala amor todos los días.
Sólo es necesario mirar con los ojos despiertos de la esperanza.

cartel-el-amor-en-los-tiempos-sin-tiempo-copia

Publicado en Cotidiana eternidad | Deja un comentario

Vivir sin ruido, morir sin muerte

morir-sin-muerte

A Pepe Hernández en su vuelo

¿Tenía que ser hoy, Pepe?
Precisamente hoy que acaban de tomar la primera comunión las salvias del invierno.
Precisamente hoy que se transparenta el horizonte tras las higueras y los almendros desnudos.
Precisamente hoy que las semillas de la luz esperaban tu vuelta
sobre el surco impoluto de la tierra dormida.

¿Tenía que ser hoy, Pepe?
Hoy que hemos planchado las cortinas del viento,
almidonado la esperanza en los fogones,
remendado las perneras a esos intrépidos jilgueros
que aún buscan el aliento primero de la enconada lluvia de esa lejana primavera.

Hace falta mucho amor para regalarlo a manos llenas,
mucha generosidad para vivir sin ruido, sin humo, casi sin espacio.
Es así como te has ido así, en silencio,
llenándolo todo con un paraíso de vida sin muerte.

Espéranos.

Publicado en Genio y figura | Deja un comentario

Érase que se era

erase-una-princesa
Érase una vez una niña que nació princesa con futuro de reina.
Érase una vez una niña que nació princesa con futuro.
Érase una vez una niña que nació princesa.
Érase una vez una niña que nació.
Érase una vez una niña.
Érase una vez.
Érase.
FIN.

Publicado en A quien corresponda | Deja un comentario